ES | EN

Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

visita virtual
UNIDADES MULTIDISCIPLINARES

Unidad de Lactancia

RECOMENDACIONES PARA LA LACTANCIA MATERNA

La leche materna es el mejor alimento para la mayoría de los bebés. Su composición proporciona al niño la cantidad de nutrientes necesarios en cada etapa.

  • Colóquese lo mas cómoda y relajada posible, con la espalda recta y apoyada.
  • Necesario lavar el pecho antes de la toma.
  • Masajee el pecho antes de cada toma con movimientos circulares apretando hacia las costillas.
  • Coloque a su bebé enfrente del pezón “tripita con tripita”; sujete el pecho formando una “C” con los dedos índice y pulgar de su mano (ver Posición Acunado en la siguiente página). El pezón orientado hacia la nariz del bebé. La boca del bebé debe estar bien abierta abarcando pezón y areola de manera que los labios queden hacia fuera y la nariz y la barbilla pegados al pecho. De esa manera el bebé puede respirar perfectamente.
  • Recuerde que la lactancia debe ser “a demanda”. Es normal que los primeros días el bebé reclame las tomas con frecuencia. La succión del bebé es el mejor estímulo para que se produzca la subida de la leche.
  • Deje que el bebé mame tranquilo de un pecho. Debe vaciar el pecho antes de pasar al otro, para que así pueda tomar la leche rica en grasa. 

POSICIÓN PARA AMAMANTAR

Pruebe a cambiar de postura para amamantar, así ayudará a prevenir las grietas y ayudará a que el bebé vacíe el pecho por completo.

  • Acunado. La mamá estará sentada en la cama o sillón, la cabeza del bebé estará apoyada en el antebrazo de la madre.
  • Acunado cruzado. La cabeza del pequeño estará apoyada en la mano de la madre.
  • Acostada. La madre y el bebé estarán tumbados de lado, bien enfrentados. Esta postura es muy útil en los primeros días tras el parto o por la noche en casa.
  • Balón de rugby o pelota de fútbol. La mamá estará sentada en la cama o sillón con una almohada en la espalda y otra debajo del brazo. El bebé estará colocado “hacia atrás”, de esta manera se alivia el dolor en el pezón y se vacía la zona externa del pecho. 

POSIBLES DIFICULTADES

Se producen porque el bebé no se engancha bien al pecho. Para prevenirlas y aliviar el dolor:

  • Asegúrese de que la postura es correcta. La boca del bebé debe estar bien abierta abarcando pezón y areola.
  • Para retirar el bebé del pecho: introduzca el dedo meñique dentro de la boca del bebé para poder así romper el vacío y retirarle sin problemas.
  • Puede aplicar unas gotitas de su leche después de cada toma y dejar secar al aire. Después, aplicar pomada de lanolina o caléndula.
  • Evite la humedad en el pezón. Evite utilizar discos absorbentes y si los utiliza, cámbielos con frecuencia.
  • Pruebe a cambiar de postura al amamantar.

Se produce con la subida de leche. En la primera semana tras el parto es frecuente que las mamas se ingurgiten, estén calientes y doloridas. Para aliviar los síntomas recomendamos:

  • Aplicar calor húmedo local antes de cada toma.
  • Masajear los pechos como se indica en la Figura1.
  • Al terminar la toma puede aplicar paños fríos.
  • Se produce por infección de la mama.
  • Aparece fiebre y malestar.
  • Vigile si el pecho se pone caliente, duro y enrojecido.
  • Consulte a su médico. Esta infección se trata con antibiótico.
  • Durante los primeros días se produce calostro.
  • La succión del bebé hace que aumente la producción de leche.
  • La lactancia materna debe quedar establecida en la primera semana de vida.
  • Si no ocurre así, consulte con su pediatra.
  • Tras las primeras 4•6 semanas, el bebé puede aumentar la demanda de leche por una fase de crecimiento.
  • Aumente la frecuencia de las tomas y así aumentará la producción de leche.

Si en algún momento le parece que produce menos cantidad de leche, pruebe a aumentar la frecuencia de las tomas y así aumentará la producción de leche.

MANUAL PARA LA EXTRACCIÓN DE LECHE

La extracción de la leche materna es una técnica que requiere aprendizaje y práctica. La leche materna puede obtenerse mediante extracción manual, con ores manuales o eléctricos. 

  • Antes de extraer la leche debe lavarse las manos con agua caliente y jabón y seguir las instrucciones del fabricante para limpiar el or y sus partes.
  • Antes del uso hay que lavar meticulosamente con agua caliente y jabón, esterilizar todas las partes del or y los recipientes para recoger y almacenar la leche y dejarlos secar al aire.
  • Busque un lugar silencioso y privado donde se sienta cómoda para la extracción y donde tener el equipo recolector limpio y listo para usar.
  • Puede incluso recostarse 10min, escuchar música suave o hacer ejercicios de respiración abdominales.
  • Aplique calor a los pechos tomando una ducha o baño caliente o aplicando compresas húmedas calientes, sobre todo si los tiene muy congestionados o duros.
  • La estimulación del pezón con suaves movimientos rotatorios antes de la extracción, favorece la secreción de oxitocina estimulando así el reflejo de eyección de la leche.
  • Para estimular los pechos se puede realizar un masaje de la siguiente forma:
    • Oprimir firmemente el pecho con la punta de los dedos hacia la caja torácica (costillas), realizando movimientos circulares, sin deslizar los dedos sobre la piel.
    • Después de unos segundos, ir cambiando hacia otra zona del seno.
    • Frotar el pecho cuidadosamente desde la parte superior hacia el pezón, de modo que produzca un cosquilleo.
    • Continuar este movimiento desde la periferia del pecho hacia el pezón. Por último sacudir ambos pechos suavemente inclinándose hacia delante.

Manual o Técnica de Marmet.

  • Las primeras veces utilizaremos un recipiente estéril lo más pequeño posible, incluso se puede utilizar una jeringa retirándole el émbolo, para así recoger las primeras gotas de calostro.
  • Apriete el seno firmemente empezando desde los bordes exteriores y moviéndose hacia el pezón colocando el pulgar y los dedos índice y medio a una distancia de 3 ó 4 cm. del pezón, de manera que los mismos formen una letra “C “.
  • Se debe tomar como referencia esta distancia y no el borde de la areola ya que éstas varían de tamaño en cada mujer.
  • Empuje los dedos hacia las costillas y apriete los dedos pulgar, índice y medio hacia el pezón (si el seno es muy grande hay que levantarlo un poco antes de presionar hacia las costillas), usando una mano abierta o usando los pulgares e índices de las dos manos en forma de círculo alrededor del seno. Esto ayudará a que la leche fluya hacia el pezón. Sostenga el seno desde abajo con una mano.
  • Ponga su pulgar de la otra mano encima del pecho cerca del borde exterior de la areola y su índice en forma similar en la parte inferior.
  • Apriete el pulgar y el índice firmemente hacia las costillas y luego continúe con presión firme, apretando los dedos, el uno hacia el otro, para exprimir la leche de los senos lácteos. Los dedos no deben resbalar en la piel o apretar el pezón.
  • Para poder extraer la leche de todos los senos lácteos, la posición del pulgar y el índice debe ser rotada alrededor de la areola. Algunas áreas serán más productivas que otras. Establecer cierto ritmo ayuda a exprimir la leche. Cuando la cantidad de leche que se está extrayendo disminuye, empiece a masajear y exprimir el otro pecho.
  • El primer pecho puede también ser masajeado y exprimido otra vez. Aprender a exprimir con las dos manos ayuda a disminuir el cansancio. El proceso de exprimir a mano lleva aproximadamente 20 minutos. No hay que estirar, aplastar ni frotar el pecho. La mano debe rotarse alrededor de la mama para masajear y apretar todos los cuadrantes. Cada madre desarrolla su propio estilo natural, por lo que seguir rígidamente un método puede ser contraproducente. La eficacia se mide por la comodidad con que se extrae la leche. Al principio es habitual conseguir poca cantidad de leche, por lo que no hay que desanimarse y si seguir intentándolo.
  • Masajear de senos según indicaciones.
  • El sacaleches debe lavarse según las indicaciones del fabricante.
  • Lavar las manos antes de montar el equipo y no tocar las partes que estarán en contacto con la leche.
  • Humedecer con agua tibia los bordes de las copas del or, para obtener una adaptación más hermética, aplicarlo al pecho centrando bien el pezón y hacer funcionar el aparato.
  • En los eléctricos, empezar por la menor intensidad de succión y aumentar gradualmente tanto como sea posible sin sentir malestar.
  • Si le duele mucho con el eléctrico, realice al principio extracción manual. Trate de descongestionarlos un poco y sacarse una cantidad de leche parecida a lo que el niño consumiría en la toma, o un poco más. No se empeñe en vaciar el pecho, cuanto más se saca más se produce después.
  • La leche puede tardar uno o dos minutos en empezar a salir.
  • Conviene comprobar periódicamente la correcta adaptación de la copa, observando los movimientos rítmicos que debe hacer el pezón. El ir más rápido no favorece que salga más leche.
  • Desechar las primeras gotas.
  • Empezar con succiones cortas y rápidas unos minutos y pasar a succiones largas y lentas el resto del tiempo, vigilando que salga bien el pezón.
  • Empezar por un pecho unos 7 min, cambiar de pecho y estimular otros 7 min.
  • Volver al primer pecho y estimular 5 min., cambiar al otro 5 min.
  • Volver al primero 3 min. y cambiar al otro 3 min.
  • Los tiempos son orientativos, la idea es alternar entre uno y otro, para no irritar tanto el pecho, y en tiempos decrecientes para no parar la estimulación drásticamente y asemejar a la succión del niño que al comer se va cansando.
  • Puede ocurrir que con la subida de la leche el pecho se ponga duro y no se logre sacar leche. Esto es normal, hay que tranquilizarse y no desanimarse, es algo fisiológico y mejorará si un rato antes se coloca calor húmedo.
  • Aplicar paños fríos tras la extracción aliviará la congestión.
  • Una vez instaurada la lactancia, vaciaremos bien un pecho en cada extracción, para conseguir leche lo más completa posible y la cantidad apropiada para cubrir las tomas del bebé. A veces será necesario extraerse de los dos, uno lo vaciaremos bien y completamos con el otro y en la siguiente extracción empezaremos por el último pecho.

Cuanto más refrigerada esté y menos cambios de temperatura sufra, mucho mejor, por lo que será necesario disponer de una nevera portátil o una bolsa isotérmica y bloques de hielo, acumuladores de frío o una botella de agua pequeña congelada. Si la extracción se realiza fuera del domicilio, por ejemplo, en el lugar de trabajo, puede ser útil disponer de una pequeña nevera portátil. En el mercado pueden encontrarse neveras específicas que incluyen un departamento para el sacaleches, pero cualquier nevera de playa realizará la misma función y probablemente será más económica. La madre puede introducir cada mañana una bolsa o bloque de hielo en la nevera y llevársela al trabajo. Después de extraerse la leche y depositarla en los recipientes para transportarla, todos los utensilios se guardan dentro de la nevera en la que viajan de regreso al domicilio.

Una vez allí pueden guardarse en el frigorífico para consumirse en los días siguientes, (aguanta dentro de la nevera de 48 a 72 horas), o bien congelarse si no se va a usar antes de ese tiempo. (En un congelador combi aguanta hasta 6 meses).

Puede quedarse tranquila y amamantar sin extraerse leche, sin dispositivos ni métodos de alimentación alternativos, una vez que su bebé demuestre coherentemente la succión nutritiva asociada con la lactancia eficaz. Seguramente, su bebé estará bien y recibirá suficiente alimento exclusivamente de la lactancia cuando:

  • Se despierta y da señales de que desea recibir alimento al menos 8 y hasta 12 veces en 24 horas.
  • Moja seis o más pañales en 24 horas.
  • Hace al menos dos o tres deposiciones por día hasta varias semanas después de lo que sería la edad del bebé si hubiera nacido a término, con una posible disminución de la frecuencia después de esa fecha.
  • Aumenta al menos 120 a 240 gramos cada semana durante los primeros tres a cuatro meses, ajustado en función de la edad del bebé.

Volver al listado de unidades

Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
Sanitas Hospitales, por la igualdad efectiva y la calidad de empleo

Sanitas Hospitales y la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, compuesta por representantes de la empresa y de los diferentes sindicatos, firmaron ayer, 12 de junio, un ...

Más información
Celebramos el Día Mundial del Medioambiente en todos nuestros hospitales

Hoy, 5 de junio, celebramos el Día Mundial del Medioambiente en todos nuestros hospitales renovando nuestro compromiso con el Cuidado del Medio Ambiente. Los hospitales ...

Más información