ES

Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Cirugía robótica para la próstata

Cirugía robótica para la próstata

En los últimos años la Medicina en Madrid ha experimentado una revolución con la introducción de la cirugía robótica. Con ella los cirujanos del Hospital la Zarzuela pueden realizar los procedimientos en la próstata asistidos por el Robot Da Vinci. El robot reduce el riesgo en las intervenciones.

La Urología en Madrid se ha beneficiado de esta tecnología de vanguardia, haciendo posible convertir procedimientos la cirugía de cáncer de próstata en intervenciones con mejor pronóstico y con un periodo de recuperación más corto. En el Hospital Universitario La Moraleja disponemos del último y más sofisticado modelo de robot DaVinci Xi para ofrecer los mejores tratamientos a nuestros pacientes.

¿Cómo es el proceso del Robot Da Vinci en la próstata?

El sistema robótico Da Vinci supone un gran avance respecto a la cirugía tradicional. Este tipo de procedimiento mínimamente invasivo se realiza utilizando un sofisticado sistema robótico controlado por el cirujano. El cirujano opera mediante unos mandos sentado en una consola a unos metros de distancia del paciente que replican los movimientos de su mano y los ejecuta en unos delicados y precisos instrumentos quirúrgicos. El sistema robótico filtra y anula el temblor del pulso de la mano del especialista y permite realizar a los instrumentos giros de 360º, con 7 grados de libertad, algo que la mano humana es incapaz de hacer.

Esto permite que el especialista proceda a las operaciones de la próstata con una capacidad de visión única. El especialista controla todas las acciones de la máquina y sus movimientos con máxima precisión para obtener la mejor calidad de intervención con los menores efectos adversos.

Ventajas de la cirugía robótica en la próstata

  • Precisión: la cirugía robótica permite una mejor visualización del campo quirúrgico, permitiendo extirpar el tejido tumoral, respetando al máximo los tejidos sanos.
  • Preservación de la continencia urinaria y la función sexual en el cáncer de próstata: la precisión antes mencionada permite preservar los nervios del paciente y no dañar los tejidos adyacentes, como el esfínter urinario. El cirujano tan sólo extrae la próstata enferma, con menor riesgo de padecer secuelas como la incontinencia urinaria o la disfunción eréctil.
  • Pérdida de sangre: el abordaje quirúrgico a través de pequeñas incisiones con la visibilidad mejorada y los instrumentos tan precisos disminuye el riesgo de pérdida de sangre abundante, por lo que se reduce la necesidad de transfusiones.
  • Estancia hospitalaria: es más breve y el paciente se puede incorporar a su vida cotidiana de forma más rápida. Además, al no realizarse las incisiones de la cirugía abierta, el postoperatorio es más llevadero y menos doloroso para el paciente.
  • Efectos secundarios: tras la intervención con cirugía robótica el paciente tiene mayor probabilidad de recuperar completamente su función miccional y sexual al ser un procedimiento mínimamente invasivo.

Ventajas para el cirujano al usar el Robot Da Vinci en la próstata

  • Precisión quirúrgica: el Robot Da Vinci responde a las órdenes del cirujano, reproduce los movimientos de su mano, muñeca y dedos, y permite una manipulación precisa de los instrumentos quirúrgicos, reduciendo el temblor.
  • Visión en 3D-HD con hasta 10 aumentos: gracias al sistema de imagen en alta definición en 3D el cirujano amplía su campo de visión. Consigue tener visibilidad en zonas de difícil acceso mediante otro tipo de intervenciones. Además, cuenta con visión magnificada de todos sus movimientos en el interior del paciente.
  • Mayor libertad de movimientos con los brazos articulados: la gran maniobrabilidad de los brazos del robot permite al cirujano describir todo tipo de movimientos ampliando las posibilidades de desarrollo de la operación. La disección y la sutura se realizan sin el temblor natural del pulso de la mano humana, otra de las ventajas para el especialista.
  • Posibilidad de visualizar estudios de imagen durante la cirugía: el innovador sistema robótico permite al cirujano acceder a los estudios de imagen del paciente durante la intervención quirúrgica, pudiendo consultar los detalles de la localización o las dimensiones del tumor a extirpar, sus vasos sanguíneos, permitiendo mayor seguridad al operar y mejor precisión a la hora de extirpar lesiones tumorales.
  • Mayor autonomía del cirujano.
  • Menor tiempo de intervención: el cirujano trabaja con mayor comodidad, mejor visualización y con movimientos más directos y precisos, lo que permite una reducción del tiempo de intervención.

Operaciones de próstata con cirugía robótica Madrid

Cada vez son más las intervenciones que se pueden llevar a cabo con la cirugía robótica en la próstata. En el campo de la Urología existen algunos procedimientos que se han beneficiado enormemente de las ventajas que ofrece el robot Da Vinci. Las cirugías más frecuentes realizadas en Madrid a través de cirugía robótica son:

Operación de cáncer de próstata en Madrid

Cáncer de próstata: PROSTATECTOMÍA RADICAL: Consiste en la eliminación de la próstata y las vesículas seminales cuando se trata un cáncer de próstata.

Hiperplasia benigna de próstata: adenomectomía (tipo Millin o Freyer): esta técnica se emplea para eliminar la parte interna de la próstata, llamada adenoma prostático, que dificulta o impide el paso de la orina desde la vejiga hacia la uretra.

Robot Da vinci para cirugías de la vejiga

Cistectomía parcial y radical. Con esta técnica se pretende eliminar la vejiga, de forma parcial o total, siguiendo criterios oncológicos para conseguir eliminar el tumor localizado de forma precisa y segura.
Ureterostomía, ureteroilestomía o elaboración de neovejiga ortotópica. Tras la eliminación total de la vejiga, con estas técnicas pretendemos reconstruir el trayecto por el que debe fluir la orina desde los riñones hacia el exterior. La neovejiga consiste en la construcción, mediante suturas y catéteres, de una compleja estructura fabricada con intestino delgado del propio paciente para confeccionar un nuevo órgano que haga las veces de vejiga; esta técnica, de alta complejidad, podría permitir una buena calidad de vida con resultados oncológicos y funcionales más que acep siempre que oncológicamente esté indicado.
Diverticulectomía vesical. Los divertículos vesicales son estructuras saculares que carecen de capa muscular formadas de forma congénita o por exceso de presión dentro de la vejiga, la mayoría de las veces producida por obstrucción para su vaciado como puede pasar en la hiperplasia prostática o en la estenosis uretral, pero también cuando existen enfermedades funcionales vesicales como sucede en la vejiga neurógena.
con esta técnica pretendemos abrir la vejiga y así extraer las litiasis que, en ocasiones, se forman en su interior.
en situaciones de reflujo vesicoureteral complejo o alteraciones del paso de la orina desde el uréter hasta la vejiga se requiere reconstruir el tránsito, siendo una excelente técnica para volver a construir un paso hacia la vejiga.
cuando existen problemas funcionales vesicales, o alteraciones mecánicas como es la existencia de microvejiga, es posible ampliar su capacidad mediante la colocación de un fragmento de intestino delgado que haga las veces de una nueva pared vesical.

Otros tipos de cirugía robótica para la próstata en Madrid

tumorectomía, NEFRECTOMÍA PARCIAL Y NEFRECTOMÍA RADICAL: es la cirugía empleada para tratar el cáncer de riñón. Dependiendo de la etapa y la localización del cáncer, así como de otros factores, en la cirugía se podría extirpar el cáncer, respetando el riñón no afectado por el tumor (nefrectomía parcial o tumorectomía) o todo el riñón (nefrectomía radical).
ESTENOSIS URETERAL – PIELOPLASTIA: Es un procedimiento en el que se corrige una obstrucción del drenaje del riñón hacia la vejiga para evitar la pérdida de su función. Se realiza en casos de estenosis de la unión pieloureteral o por estenosis secundarias a procesos inflamatorios o traumáticos.
linfadenectomía pélvica. En cirugía oncológica, tanto prostática, vesical y genital, ocasionalmente necesitamos la extirpación de los ganglios linfáticos y sus conductos para estadificar e incluso permitir la completa eliminación de dichos tumores.

ADRENALECTOMÍA / suprarrenalectomía. Eliminación de dichas glándulas, tanto por patología benigna como tumoral.
linfadenectomía retroperitoneal y extirpación de masas tumorales. Con estas técnicas se pretende eliminar los ganglios y conductos linfáticos que, en ocasiones, pueden contener células tumorales de otros órganos, como pueden ser los genitales, sobre todo el cáncer testicular.
colposacropexia. Con esta técnica reconstructiva se pretende colocar una malla para fabricar un mecanismo de contención seguro y eficaz que evite que se produzca la salida de órganos pélvicos como pueden ser vejiga, recto y útero por el orificio genital femenino.

*Todas estas técnicas quirúrgicas e indicaciones deben ser cuidadosamente seleccionadas y guiadas en función de la enfermedad, condiciones y características de cada paciente. Su urólogo le explicará detalladamente su patología e indicación de cada procedimiento, así como la técnica terapéutica que sea oportuna.

Volver

Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
Nuevo Laboratorio Covid-19 propio de Sanitas

  La nueva instalación cuenta con la tecnología y los profesionales necesarios para garantizar el stock de reactivos y la capacidad de realización de ...

Más información
Presentamos la nueva Fan Page de Facebook Sanitas Hospitales

Las páginas de Facebook de los hospitales universitarios Sanitas Moraleja y Zarzuela, así como el Hospital Sanitas CIMA se fusionan en el nuevo canal Sanitas ...

Más información