Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Pie plano y cavo

Pie plano y pie cavo. Tipologías y ¿cómo corregirlo? 

Conocer al milímetro qué implica tener un pie plano o un pie cavo es esencial para entender cómo afectan este tipo de condiciones a la postura y la movilidad de las personas. Estos trastornos del pie pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes los sufren pero, aún así, son muchos los pacientes que no les dan la importancia que merecen. Saber cuáles son sus tipos, qué los causa y cuáles son sus consecuencias es indispensable para buscar ayuda profesional en caso de detectar posibles síntomas.

Diferencias en la pisada: pie plano y pie cavo

El pie plano y el pie cavo representan dos extremos opuestos en la anatomía del pie, cada uno de ellos con características únicas que, por tanto, afectan de forma diferente a quienes los padecen. 

  • El pie plano se caracteriza por presentar un arco longitudinal interno colapsado o inexistente, mientras que el pie cavo presenta un arco excesivamente elevado.
  • En el pie plano, el peso se distribuye más uniformemente a lo largo del pie, mientras que en el pie cavo hay una mayor presión en el talón y los metatarsianos.
  • El pie plano conduce a una pronación excesiva (rotación interna del pie, desencadenando una rotación interna de toda la pierna y afectando a la columna vertebral), mientras que el pie cavo provoca una supinación (rotación que hace que el peso se desplace hacia la parte externa del pie).
  • Los síntomas del pie plano pueden causar dolor en los tobillos, rodillas y espalda baja debido a la mala alineación, mientras que entre los problemas del pie cavo destacan el dolor y la rigidez en el arco y el metatarso.
  • Tanto el pie plano como el cavo generalmente requieren zapatos con soporte de arco y estabilidad

Es por esto que, independientemente de si se sufre de pies planos o de pies cavos, realizar un estudio de la pisada en el Hospital Sanitas La Zarzuela es imprescindible para mejorar la calidad de vida del paciente.

Tipos de pies plano: pie plano flexible y rígido

El pie plano es un tipo de afección que puede presentar varios subtipos, cada uno con sus propias características y necesidades de tratamiento. Los dos tipos principales son el pie plano flexible y el pie plano rígido.

Pie plano flexible

¿Cómo es este pie plano? Se caracteriza por presentar un arco que se aplana al estar de pie pero que se vuelve visible al sentarse o levantar el pie. El pie plano flexible puede ser hereditario o desarrollarse debido a factores como la obesidad,hiperlaxitud, embarazo ,lesiones o debilidad muscular. ¿Y cómo corregir el pie plano en adultos? El tratamiento conservador de este tipo de afección con ejercicios de fortalecimiento, soportes de arco y calzado adecuado.

Cuando el tratamiento conservador fracasa o no es suficiente para corregir el pie plano, estaría indicado el tratamiento quirúrgico, y será muy importante valorar si es un pie plano flexible o rígido ya que el tratamiento quirúrgico será muy diferente.

Para conocer que tratamiento es el más adecuado podrá consulta en la Unidad del pie del Hospital La Zarzuela.

Pie plano rígido

Este tipo de pie plano implica una rigidez en el arco del pie, a menudo debido a una anormalidad en la estructura ósea. Puede ser causado por uniones anómalas entre los huesos del pie o por condiciones como la artritis. En este caso, el tratamiento puede requerir intervenciones más intensivas, como ortesis personalizadas o, en casos severos, cirugía del pie.

En cuanto a la pregunta de hasta qué edad se puede corregir el pie plano, hay que tener en cuenta que a partir de los 12 años ya no es posible hacer cambios óseos. Sin embargo, soluciones como las plantillas ortopédicas personalizadas y soluciones como las intervenciones quirúrgicas permiten proporcionar una mayor calidad de vida a los adultos.

Tipos de pie cavo: Tipo 1, 2, 3 y 8

El pie cavo, conocido también como Pes cavus, es una deformidad caracterizada por presentar un arco elevado. Existen distintas causas de pie cavo, lo que permite dividir los casos en varios tipos según su origen y sus consecuencias para el paciente.

  • Tipo 1: Este tipo se caracteriza por un arco significativamente elevado que no se aplana. Puede presentar dedos en garra y un talón desviado. Es común que afecte a ambos pies.
  • Tipo 2: En este tipo de caso, la parte delantera del pie cae hacia abajo, lo que hace que el pie descanse más en el lado externo. Puede causar problemas a la hora de buscar un calzado adecuado para el pie.
  • Tipo 3: Se distingue por la rigidez del pie, lo que puede provocar dolor al estar de pie por períodos prolongados. Puede incluir síntomas como entumecimiento debido a la fricción con el calzado.
  • Tipo 4: Este tipo es menos común y puede estar asociado con trastornos neurológicos. Puede presentar síntomas progresivos y requerir un tratamiento más especializado, ya que no afecta tan solo físicamente al paciente.

Causas y consecuencias del pie plano y pie cavo

El pie plano y el pie cavo, aunque diferentes, son dos trastornos que pueden tener impactos significativos en la vida de una persona. Ambas condiciones pueden ser hereditarias o desarrollarse debido a factores externos, por lo que se trata de condiciones comunes entre la sociedad.

Entre las principales causas del pie plano se encuentran el desarrollo insuficiente del arco durante la infancia, lesiones en el pie o el tobillo, obesidad, artritis y el desgaste debido a la práctica de deportes de alto impacto o el envejecimiento. Sea cual sea el motivo que provoque esta afección, sus consecuencias pueden ir desde sufrir dolor en los tobillos, las rodillas y la espalda baja debido a la mala alineación, hasta padecer de fatiga en los pies y las piernas.

En cuanto a las causas del pie cavo, suele asociarse con trastornos neurológicos, ya sean estáticos, como la apoplejía o la parálisis cerebral, o progresivos, como la distrofia muscular o el síndrome de Charcot-Marie-Tooth. Esto provoca dolor en el pie, especialmente alrededor del tobillo o en la planta, rigidez y una mayor propensión a sufrir torceduras de tobillo. Entonces, ¿pueden los trastornos neurológicos provocar pie cavo? Sí, los trastornos neurológicos pueden ser una causa significativa del pie cavo, ya que afectan directamente a la forma en que los músculos y los huesos del pie interactúan, lo que puede llevar al desarrollo de un arco anormalmente alto.

Volver al listado de especialidades

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
Lideramos la incorporación de vNOTES, una cirugía mínimamente invasiva y sin cicatrices para intervenciones ginecológicas

Esta técnica supone “un antes y un después” en este tipo de procedimientos. Reduce el dolor, las complicaciones postoperatorias, la estancia hospitalaria ...

Más información
HULZ refuerza su Unidad de Dermatología y añade un nuevo servicio de Estética

Está Ubicada en el edificio de Camino de La Zarzuela, junto a las unidades de Salud Mental y Urología Robótica.

Más información