Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

¿Qué es la sordera súbita?

¿Qué es la sordera súbita?

 

La sordera súbita, también conocida como pérdida súbita de audición neurosensorial, es un tipo de afección médica caracterizada por una pérdida rápida e inexplicable de la audición. Esta pérdida puede ocurrir de manera abrupta o en el transcurso de varios días y suele afectar solo a un oído. Se considera una emergencia médica y requiere de atención inmediata por parte de los especialistas del Hospital CIMA.

Este trastorno puede manifestarse de diferentes maneras:

  • Algunas personas descubren la pérdida de audición al despertar, mientras que otras la notan al intentar usar el oído afectado, como al hablar por teléfono.
  • También puede estar precedido por un fuerte sonido explosivo, seguido de una pérdida auditiva inmediata. 

La sordera súbita puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más común en adultos de entre 45 y 55 años. La incidencia anual se estima entre una y seis personas por cada 5.000 habitantes, aunque se cree que el número real podría ser mayor debido a casos no diagnosticados de pérdida de audición repentina.

Aproximadamente la mitad de las personas con sordera súbita recuperan parte de su audición, o incluso por completo, de forma espontánea en torno a dos semanas desde el inicio de los síntomas. Sin embargo, el retraso en el diagnóstico y en el consiguiente tratamiento puede disminuir la eficacia del mismo, por lo que nuestra recomendación es acudir lo antes posible al servicio de urgencias de nuestro centro hospitalario para iniciar cuanto antes las pruebas diagnósticas de sordera súbita.

 

¿Cuáles son los síntomas de la sordera súbita?

Reconocer los síntomas de la sordera súbita es el primer paso para poder  buscar atención médica especializada y mejorar las posibilidades de recuperación.

  • La característica principal es unadisminución abrupta de la audición, que puede variar desde una pérdida leve hasta una sordera total. Esto suele afectar únicamente a un solo oído.
  • Muchas personas experimentan una sensación de presión o llenura en el oídoafectado, lo que puede resultar desconcertante a la vez que molesto.
  • Los mareos y las pérdidas de equilibriotambién son síntomas que pueden acompañar a la pérdida auditiva, y son indicativos de que el oído interno podría estar afectado.
  • Además, también es posible que se manifiesta con unzumbido o timbre en el oído, denominado tinnitus, que puede ser constante o intermitente. 

Estos síntomas pueden variar en intensidad y duración entre diferentes personas, lo que en ocasiones puede llevar a pensar que se tratará de algo pasajero. Sin embargo, la aparición repentina de cualquiera de ellos debe ser motivo de consulta médica inmediata para intentar prevenir males mayores.

 

Causas de la pérdida de audición repentina

La pérdida súbita de audición puede ser causada por varios factores. Aunque en muchos casos no resulta posible identificar la causa exacta de este tipo de sordera, a continuación presentamos algunos de los motivos más comunes.

  • Tanto las infecciones virales como las bacterianaspueden provocar una pérdida repentina de la audición en un oído. Afecciones como la meningitis, la enfermedad de Lyme o ciertas infecciones virales, como las paperas, pueden terminar provocando una sordera súbita en los pacientes que las sufren. 
  • Lesiones en la cabeza en forma detraumatismos craneoencefálicos pueden dañar el oído interno, llevando a una pérdida auditiva súbita.
  • Cambios significativos en la presión, como los experimentados durante el buceo o el vuelo, pueden afectar el oído interno provocando este tipo de pérdida de audición repentina.
  • Ciertas enfermedades autoinmunespueden afectar el oído interno, dando como resultado una sordera súbita.
  • Determinados problemas en la circulación sanguíneapueden afectar al oído interno y causar este tipo de pérdida de audición sin previo aviso.
  • Enfermedades como la esclerosis múltiple pueden también pueden estar asociadas con la pérdida auditiva de forma súbita.
  • Algunos trastornos del oído interno, como la enfermedad Ménière, también pueden ser desencadenantes de una sordera súbita. 

En cuanto a la sordera súbita por estrés, aunque no está demostrado que el estrés por sí mismo conduzca a una pérdida de audición repentina, sí que puede afectar negativamene a la salud general y a aspectos como la circulación sanguínea o el sistema inmunológico, que a su vez sí que están relacionados con la pérdida de la capacidad de oír.

 

Tratamiento de la sordera súbita

La sordera súbita es una condición que puede ser tratada de forma eficaz si se aborda a tiempo. Uno de los tratamientos emergentes es la oxigenoterapia hiperbárica, que implica respirar oxígeno puro en una cámara presurizada. Este tratamiento aumenta la cantidad de oxígeno en los pulmones y, por ende, en la sangre, lo que puede ayudar a reparar los tejidos dañados en el oído interno de un modo indoloro y nada invasivo. De hecho, en la cámara hiperbárica la presión del aire se incrementa hasta tres veces la presión atmosférica normal, permitiendo que los pulmones absorben mucho más oxígeno que en condiciones habituales. 

En este sentido, la oxigenoterapia hiperbárica ha demostrado ser particularmente efectiva en casos de sordera súbita de origen desconocido. 

Entre sus principales ventajas, destacan las siguientes:

  • Aumento del oxígenoen los tejidos afectados.
  • Propiedades antiinflamatorias
  • Mejora de la función mitocondrial y aumento de la producción de enzimas antioxidantes.
  • Estimulación de lareparación de tejidos nerviosos.

 

El tratamiento en cámara hiperbárica para la sordera súbita generalmente implica sesiones de 90 minutos a presiones de entre 2.0 y 2.5 ATA (Atmósferas Absolutas). El número de sesiones requeridas puede variar según el historial clínico del paciente y la prescripción del médico especialista.

 

Diagnóstico de la sordera súbita

El diagnóstico de la sordera súbita debe ser realizado por un otorrinolaringólogo del Hospital CIMA, e implica los siguientes pasos:

  1. Audiometría de tonos puros:Esta prueba mide la capacidad del paciente
  2. para escuchar diferentes frecuencias de sonidos. Una pérdida de al menos 30 decibelios en tres frecuencias consecutivas es indicativa de sordera súbita.
  3. Pruebas adicionales:
  4. Dependiendo de los resultados de la audiometría, el especialista puede solicitar la realización de análisis de sangre, pruebas de imagen como una resonancia magnética,
  5. y pruebas de equilibrio para determinar la causa subyacente de la pérdida de audición repentina.

Obtener un diagnóstico temprano y preciso es esencial para un tratamiento efectivo y para aumentar las posibilidades de recuperar la audición o, al menos, el mayor porcentaje posible de la misma.

 

 

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
El Hospital Sanitas La Zarzuela abre una nueva Unidad de Medicina del Viajero

Se trata de un servicio dirigido al asesoramiento integral de aquellas personas que van a realizar un viaje internacional así como la atención de las ...

Más información
Incorporamos un nuevo sistema de mamografía 3D

El nuevo equipo elabora diagnósticos más precisos al tiempo que ofrece una mayor comodidad para las pacientes

Más información