Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Fontanelas en el bebé

fontanelas bebe

Las fontanelas son las partes blandas de la cabeza del bebé, que están en el lugar en el que las placas que forman el cráneo todavía no se han unido y que deben cerrarse durante los primeros meses de vida. 

Conocer cuándo deberían hacerlo, y qué signos de alerta relacionados con ellas pueden aparecer, es crucial para la salud del bebé, ya que un cierre prematuro de fontanelas o uno tardío podría afectar negativamente a su desarrollo.

 

¿Qué son las fontanelas en los bebés? 

Las fontanelas en recién nacidos son “áreas blandas”, sin hueso del cráneo de los bebés que se encuentran en las zonas en las que los huesos del cráneo aún no se han fusionado. Estas áreas son necesarias para permitir que el cerebro y el cráneo del bebé crezcan y se desarrollen adecuadamente durante los primeros meses y años de vida. Esto hace que un cierre de fontanelas prematuro pueda resultar tan preocupante como un cierre de fontanelas tardío

Hay dos fontanelas principales en la cabeza del bebé: 

  • Fontanela anterior, que se encuentra en la parte superior del cráneo y es la más grande. 
  • Fontanela posterior, que se encuentra en la parte posterior de la cabeza y es más pequeña. 

Las fontanelas pueden ser una preocupación para algunos padres y madres, especialmente una fontanela hundida en un bebé, o una abultada. Un abultamiento excesivo puede indicar una acumulación de líquido en el cerebro, una infección o una presión intracraneal elevada, y en estos casos es importante buscar atención médica inmediatamente. 

 

¿Cuándo se cierran las fontanelas en los bebés? 

Determinar cuándo se cierra la fontanela a los bebés con exactitud es difícil porque cada uno lleva un ritmo distinto, pero sí que se pueden hacer aproximaciones. 

  • Cierre de la fontanela posterior: Se encuentra en la parte posterior de la cabeza, y generalmente se cierra alrededor de los 2-3 meses de edad
  • Cierre de la fontanela anterior: Se halla en la parte superior del cráneo, y tiende a cerrarse entre los 12 y los 18 meses

Es importante que las fontanelas se cierren correctamente, ya que el cierre prematuro o tardío puede afectar el crecimiento y el desarrollo del cerebro y del cráneo. Si una fontanela del recién nacido no se cierra correctamente, pueden ser necesarias evaluaciones médicas y tratamientos para corregir la afección subyacente. 

Los padres deben estar al tanto del desarrollo de las fontanelas de sus hijos e informar al médico si tienen algún tipo de inquietud. Al igual que ocurre con nuestras unidades multidisciplinares, un pediatra de confianza puede examinar las fontanelas y suturas craneales para asegurarse de que estén cerrándose correctamente y en el momento adecuado. 

 

Cierre de fontanelas prematuro 

El cierre prematuro de las fontanelas, producirá una patología llamada craneosinostosis y ocurre cuando los huesos del cráneo se fusionan antes de lo esperado, lo que puede afectar negativamente al desarrollo craneal del niño. 

Algunas posibles causas de la craneosinostosis incluyen factores genéticos y trastornos como el síndrome de Apert, el síndrome de Crouzon y el síndrome de Pfeiffer. Algunos posibles riesgos y complicaciones asociados con el cierre prematuro de las fontanelas: 

  •  Anomalías y deformidades faciales y craneales. 
  •  Hipertensión intracraneal, que puede provocar dolores de cabeza, vómitos, cambios en la visión, pérdida de la coordinación y otros síntomas neurológicos. 
  •  Retraso en el desarrollo motor y cognitivo. 
  •  Problemas respiratorios y para alimentarse, especialmente en bebés pequeños. 

Cierre tardío de las fontanellas

El cierre tardío de las fontanelas, es una afección poco común causada cuando las fontanelas no se cierran en el momento esperado. Esto puede ser causado por diversas razones, como una afección genética o una afección médica que se debe estudiar por su pediatra. 

En la mayoría de los casos, el cierre tardío de las fontanelas no es una causa de preocupación, pero aún así es necesario buscar la opinión de un profesional médico para determinar si existe alguna causa subyacente y garantizar que el niño conserve su buen estado de salud y desarrollo. 

En ocasiones será necesario realizar una cirugía con el objetivo de corregir el problema. Esto puede incluir la colocación de una placa o malla que proporcione soporte adicional, todo para permitir que el cerebro y el cráneo del niño se desarrollen adecuadamente.

Este tipo de cirugía es realizada por un neurocirujano o un cirujano plástico especializado en cirugía craneofacial. 

Volver

Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
El Hospital Sanitas La Zarzuela abre una nueva Unidad de Medicina del Viajero

Se trata de un servicio dirigido al asesoramiento integral de aquellas personas que van a realizar un viaje internacional así como la atención de las ...

Más información
Incorporamos un nuevo sistema de mamografía 3D

El nuevo equipo elabora diagnósticos más precisos al tiempo que ofrece una mayor comodidad para las pacientes

Más información