Hospital Universitario La Zarzuela Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Operación de tiroides

Operación de tiroides

 

En el Hospital La Zarzuela de Madrid contamos con un equipo médico de profesionales especialistas en tiroides. Consulta aquí el cuadro médico o pide cita.

 

¿En qué consiste la Operación de tiroides?

La glándula tiroides tiene una importancia capital en el organismo humano, ya que influye sobre prácticamente todas las células del cuerpo y determina la velocidad del metabolismo. Es por ello que una afección en ella puede derivar en la necesidad de someterse a una operación de tiroides.

Existen distintas enfermedades que pueden llevar al endocrino a recomendar esta cirugía de tiroides y, a su vez, diferentes formas de afrontarla.

¿Qué es la glándula tiroides?

La tiroides es una glándula endocrina, lo que significa que en ella se producen hormonas que posteriormente son liberadas en el torrente sanguíneo para que viajen a todos los órganos y tejidos del cuerpo.

En el caso de la glándula tiroides, su objetivo es la producción de hormonas tiroideas. Dichas hormonas actúan sobre la práctica totalidad del organismo, influyendo sobre las células de forma determinante y marcando el ritmo del metabolismo de cada persona.

Si existe algún tipo de problema en la glándula tiroides, como una disminución o un aumento en la producción de hormonas, lo normal es que la hipófisis y el hipotálamo actúen para corregirla. Sin embargo, existen ciertas enfermedades que pueden alterar estos procedimientos y que pueden requerir una operación de tiroides.

 

¿Qué enfermedades del tiroides necesitan de una cirugía?

La cirugía de tiroides, denominada tiroidectomía, consiste en la extirpación parcial o total de esta glándula. No siempre es necesario recurrir a la operación de tiroides, es el endocrino el que, tras someter a cada paciente a las pruebas diagnósticas adecuadas, debe determinar cuáles de ellos necesitan realmente una cirugía de tiroides como solución a sus afecciones.

Las enfermedades que pueden requerir de una operación de tiroides son las siguientes:

  • Hipertiroidismo en ciertos casos
  • Cáncer de tiroides
  • Aumento de tamaño de la tiroides (también llamado bocio)
  • Nódulos tiroideos en ciertos casos

Ante la presencia de cualquiera de estas patologías es posible que el especialista considere oportuno llevar a cabo una operación de nódulos en tiroides o, como veremos en el siguiente apartado, una extirpación de la glándula tiroides al completo.

 

Tipos de cirugías de tiroides

Existen distintas tipologías de cirugía de tiroides en función de las necesidades de cada paciente. Es por ello que no se puede definir de una única manera cómo es la operación de tiroides, aunque sí podemos dividir las distintas opciones en función de si es necesario extirpar la glándula tiroides al completo o solo en parte.

 

Extirpación total de tiroides

A la operación para quitar toda la tiroides se la denomina tiroidectomía total, y se utiliza en casos de cáncer de tiroides o en la extirpación de algunos nódulos tiroideos.

En caso de ser necesario practicar este tipo de operación de tiroides, el paciente recibirá un tratamiento farmacológico diario de por vida que sustituya artificialmente las funciones naturales de la glándula tiroides.

En determinados casos, es posible que el desarrollo de un cáncer de tiroides aconseje además practicar un vaciamiento ganglionar, que además de una tiroidectomía total incluye la extirpación de los ganglios circundantes.

 

Extirpación parcial de tiroides

En el caso de que no sea necesario extirpar la glándula tiroides completa, podemos encontrarnos ante distintas opciones de cirugía de tiroides:

  • Tiroidectomía subtotal - Esta operación de tiroides elimina gran parte de la glándula, pero no toda. Se aplica como solución a casos muy concretos de hipertiroidismo, operación de bocio y en algunos casos de nódulos en la glándula.
  • Hemitiroidectomía - En caso de que la afección de la tiroides esté perfectamente localizada en uno de los lóbulos de la glándula, cabe la posibilidad de extirpar únicamente el lóbulo afectado, con lo que en principio la glándula podría seguir cumpliendo su labor con normalidad en la mayoría de casos.

 

Post-operatorio de la cirugía de tiroides

El postoperatorio inmediato de la cirugía de tiroides se produce en el hospital, donde el paciente es monitorizado y los especialistas comprueban la evolución durante las primeras horas de la recuperación. Por norma general, el paciente podrá comenzar a ingerir alimento al poco tiempo de la intervención quirúrgica, pero esto dependerá de cada caso.

Los pacientes de operación de tiroides suelen poder marcharse a casa en torno a 24-48 horas después de la cirugía, cuando el equipo médico considera que los drenajes pueden ser retirados.

Tras la primera semana de reposo, es posible comenzar a recuperar la actividad diaria, aunque se recomiendan al menos dos semanas para afrontar la reincorporación al puesto de trabajo. En cualquier caso, la evolución y recomendaciones pertinentes dependerán de cada caso y solamente será el médico especialista el que definirá la mejor forma de afrontar la recuperación.

 

Posibles riesgos y efectos secundarios

Los riesgos de la operación de tiroides no son frecuentes, pero hay que conocerlos para poder acudir con premura a la consulta del endocrino en caso de experimentar algunos de ellos:

  • Hipoparatiroidismo postquirúrgico: Es relativamente frecuente en casos de cáncer de tiroides o bocios de gran tamaño, y requiere de la administración de refuerzos de calcio y vitamina D por parte del equipo de especialistas.
  • Afectación del nervio laríngeo recurrente: Es un nervio relacionado con la voz, y se puede afectar de manera transitoria o con mejor frecuencia de manera duradera.
  • Hematoma postquirúrgico: Es muy poco común, pero debe ser tratado de urgencia. Por fortuna suele darse entre las seis y ocho horas posteriores a la operación de tiroides, por lo que el paciente sigue ingresado en el hospital y perfectamente monitorizado por el equipo médico del centro.

En cuanto a los efectos secundarios de la cirugía de tiroides, pueden darse molestias al tragar y, en menor medida, cambios en la voz. La cirugía por un equipo experimentado reduce el riesgo de estas complicaciones.

 

¿Cuánto tiempo tardaré en hacer vida normal?

Lo normal tras una operación de tiroides es necesitar en torno a una semana de reposo. A partir del décimo día pueden ir retomándose actividades cotidianas, y tras 15 días es posible reincorporarse a la actividad laboral. Sin embargo, los tiempos de recuperación pueden variar según la persona y circunstancias.

 

¿Qué recomendaciones debo seguir tras la operación?

Además de seguir al pie de la letra todos los consejos del equipo de endocrinología en cuanto a medicación, cuidados de la herida y necesidad de acudir a las revisiones correspondientes, es necesario seguir una dieta apropiada y respetar los tiempos de recuperación.

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de saludHospital Universitario La Zarzuela
El Hospital Sanitas La Zarzuela abre una nueva Unidad de Medicina del Viajero

Se trata de un servicio dirigido al asesoramiento integral de aquellas personas que van a realizar un viaje internacional así como la atención de las ...

Más información
Incorporamos un nuevo sistema de mamografía 3D

El nuevo equipo elabora diagnósticos más precisos al tiempo que ofrece una mayor comodidad para las pacientes

Más información